martes, 8 de abril de 2008

LAS RANAS Y LA NATA


Esta es la historia de dos ranas que saltaron dentro de un cubo de nata en una lechería. -Más vale que nos demos por vencida- graznó una de ellas mientras se esforzaba en vano por salir. -Sigue nadando- , dijo la otra...
-Saldremos de alguna manera -Es inútil- chilló la primera.-Es demasiado espeso para nadar, demasiado blando para saltar, demasiado resbaladizo para deslizarse-
-Como de todas maneras hemos de morir algún día, mejor que sea esta noche- dejándose caer, pereció ahogada. Su amiga siguió nadando sin rendirse. Y al amanecer, se encontró sobre un montón de mantequilla que ella misma había batido. Y allí estaba sonriente comiéndose las moscas, que acudían a bandadas de todas partes.

32 comentarios:

bebita dijo...

Estupenda moraleja! Besitos!

Verónica dijo...

HOla!

Antes de nada, encantada de conocerte, porque soy nueva en tu país. Me ha encantado el relato de las ranas. Demuestra que nunca hay que rendirse en la vida, que podemos conseguir lo que deseemos si nos lo proponemos y luchamos. Y así, al final, poder saborear esa victoria personal. Ojalá todos fuesemos tan luchadores.

un saludo.

Belén dijo...

Vale vale... me doy por aludida ;)

Besicos

Guhn dijo...

See Please Here

sacris dijo...

Y luego llegó el dueño de la lechería y dándose cuenta de que no podría vender esa nata cenó ancas de rana. No hay mal que por bien no venga.

luz dijo...

Estupenda fabula......nunca hay que rendirse por muy complicada que sea la realida.

besos de luz

Miguelo dijo...

siempre 'palante'

juan rafael dijo...

Buenas pinches de cocina y con la que se hunde, tapitas de ancas de rana.

Sombras en el corazón dijo...

Historia corta y certera.
Dice mucho con pocas letras, como me gustan a mí.
¡Y estupenda para levantar el ánimo!

Un abrazo

José Antonio dijo...

Quién se rinde en lugar de pelear, bien no merece salir indemne de situaciones dolorosas. El que pelea, pese a las lágrimas que ello le pueda ocasionar, siempre tendrá una recompensa por la cuál saber que su esfuerzo mereció la pena.
¿o un pan?
Besos y que sepas que me han gustado tus cuentos cortos con moraleja. Da que pensar.
Cuídate encanto

Mariposa dijo...

espectacular moraleja...una citaciòn a hacia un mismo pensar por un diferente sendero....precioso
muchos besos!!!

carlota dijo...

Conocía esta historia, y muchas veces procuro aplicármela en la vida. Un beso!

Amor dijo...

es una parábola preciosa: ahoga a tus amigas y vencerás, y podrás comer más moscas, me encantan estos cuentos inocentes

;)

beso

PerSe dijo...

historia de remo...

Anαβ dijo...

a luchar!

Zanzara dijo...

No hay que rendirse nunca, al final, todo se consigue.
Un beso!

BUDOKAN dijo...

Hola, esta fábula es muy intersante porque habla del esfuerzo y de la resignación. Por otro lado debo recuerdo que sale también en un film de Spielberg. Me ha gustado que la traigas a colación para que la recordemos. Saludos!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Una rana graznando debe ser la leche.

eyrenne dijo...

Sin duda no hay que dejar de luchar por salir de la nata, aun cuando nos cueste trabajo.

(Pero haremos buena pierna)

Saludos!!!

;)

Maria dijo...

Buena fábula, si señor. No es bueno abandonarse, pero no todos tenemos la misma fuerza y vitalidad.

Nanny Ogg dijo...

Muy buena fábula. Está claro que no hay que rendirse, sobre todo si no quieres acabar transformada en ancas de rana con nata.

Besos

Chicho dijo...

como dicen por aquí....Muy buena la moraleja

katina dijo...

Que buen mensaje a no dejarse abatir , a seguir luchando aunque estemos con el agua al cuello , o perdidos completamente .
genial .
Besos.

Anónimo dijo...

Las ranas no graznan, no croan!!

Waiting for Godot dijo...

Me gustan las moralejas de los dos posts. Son geniales. BESOS!

De cenizas dijo...

Yo me apunto a lo de la segunda rana... pero de comer moscas, paso.

bersos

Casey dijo...

Esta claro que para los problemas lo unico que se puede hacer es intentar dar soluciones, por cierto esta rana, era Olimpica, no?

manuel-tuccitano dijo...

Ante la adversidad, no nos podemos dejar vencer...debemos luchar...la esperanza es lo último que se pierde...saludos

PULGACROFT dijo...

Esta es la misma historia (pero con ratoncitos) que cuenta el padre de Leonardo Dicaprio en "Atrápame si puedes"...buena historia con moraleja.
Saludos!

¿Mañana más? dijo...

Hola, yo buscaba esta fábula en Google para ponérsela a una compi de blogs que se complace en el sufrimiento, que sirve para salvar almas, etc.

Bueno, el caso es que he pinchado en el primer enlace que ha aparecido y has salido tú.

Muchas gracias, de verdad.

Yo también soy de la opinión de que hay que morir con las botas puestas, por nosotros que no quede, sacar todas nuestras armas y pelear hasta el final.

Muchas gracias por dejar que me cuele en tu casa. Saludos.

naruto dijo...

belleza salud y estetica las rozas

ben10 gamesmidnight this is definitely not normal and perhaps, there may be guys that any dark conspiracy.

Blackcat dijo...

vestidos de novia valencia

queda de cabeloAntes de nada, encantada de conocerte, porque soy nueva en tu país. Me ha encantado el relato de las ranas. Demuestra que nunca hay que rendirse en la vida, que podemos conseguir lo que deseemos si nos lo proponemos y luchamos. Y así, al final, poder saborear esa victoria personal. Ojalá todos fuesemos tan luchadores.