sábado, 17 de noviembre de 2007

CASTILLO DE NAIPES - EL AMOR



Trabajando conocí a un hombre que supo seducirme, era mi primer amor y con él probé las mieles del enamorarse. Vivía feliz a tu lado y con su pasión desenfrenada. Ahora me pregunto: ¿pudo ser él, el culpable de que ya no estés y de que yo este viendo como se va apagando mi luz, sin poder llegar a ese Podium que tanto ansiaba cuando toqué a tu puerta?

Ya es tarde para recriminarle nada, pues bien tu sabes, que como todo primer amor, acabó rompiéndome el corazón. Lo nuestro era más un secreto, sin saberlo, era su amante, estaba casado. Una más de mis decepciones.
Superarlo me constó lo mío, por las noches contenía mis lágrimas evitando que mis sollozos pudiesen desvelar tus sueños.

Luego apareció el que presentaría como mi novio formal. Era amor, pero no como el de la primera vez. La historia tuvo un tan triste final que culpé a éste de todas mis desgracias.

Tras él, hubieron, no sé, cinco o seis más, de sitio fijo y otros a retortero, me había convertido, en lo que cariñosamente tu llamabas: "un pendejo".

Todos ellos pudieron ser los culpables, quizá alguno también fuera inocente y yo lo convirtiera en víctima. Por eliminación, ¿te estás dando cuenta, que el único culpable... soy yo?

CONTINUARÁ EN EL PRÓXIMO POST

57 comentarios:

juan rafael dijo...

¿Y por qué buscar culpables únicos? ¿siempre ha de tener la culpa uno sólo? ¿Qué es la culpa? ¡vaya palabreja!

Waiting for Godot dijo...

Espero la continuación. Un beso

Arwen dijo...

¡Qué bien que escribes! Y ¡qué bien que nos dejes tus continuaciones! Así sabes mantenernos aún más fieles a tus pasos...

Lucía dijo...

No te mortifiques tanto.
Besos.

Itoitz dijo...

Letras encadenadas aguardando desenlace...

feliz fin de semana.

Musi dijo...

En el amor yo creo que siempre buscamos el culpable de algo para sentirnos mejor, pero ni con esas. Creo que lo he intentado tantas veces que definitavemente acabas por quitarte la idea de la cabeza y piensas que en el fondo cada historia es distinta y que todo cometemos fallos.
algunas salen bien y otras no

un beso!

Belén dijo...

Darse cuenta que la culpa no solo es el el/ella si no que pertenecemos al crimen es una de las cosas más horribles que te puede pasar... pero es que es así...

De todas formas, hay que vivir el presente y no pensar en el pasado, y mirar al futuro, como hacen los niños y los animales, ya vale de analizar... ;)

Un beso!

Solin dijo...

Hola!
Qué tal estan?
este blog es tan distinto. Lleno de cosas femeninas y sangre, jajajajajaja

bueno.

Malina Hellsing: dijo...

Estaré pendiente de la continuación, hace tiempo no pasaba por acá.

Saludos ^^

MentesSueltas dijo...

Dejo un abrazo y sigo leyendote.

MentesSueltas

La interrogación dijo...

Estoy con el final. El culpable es uno mismo que se empeña en protegerse con caparazones.

Un beso

Arcángel Mirón dijo...

Me parece que este tipo de historias no tienen culpables ni inocentes...

Boira dijo...

Nunca es culpa de uno solo.

Besos, espero la segunda parte.

Mul dijo...

Bueno, en el amor nunca es culpa de uno solo...!!

Mariale divagando dijo...

Pasando a saludar.

Rubén dijo...

"Cuando algo acaba, acaba mal... de lo contrario, no acabaría".

El amor es algo "inventado" por el hombre y no por la naturaleza... de ahí su imperfección.

¡Fuerte abrazo!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Coincido con muchos de los que comentan: ¿culpabilidad? El amor, castillo de naipes, en efecto, de tan frágil.

espiralproscrita dijo...

qué bueno este castillo de naipes por fascículos.

yo acabo de engancharme.

un beso fuerte hasta el regreso.

JJ - dijo...

Amiga he vuelto a deleitarme con tus historias.
Espero la continuación.
Un abrazo!

Conciencia Personal dijo...

Por qué será que el primer amor siempre nos marca, sea para bien o para mal...

Esperamos el desenlace.

Buen fin de semana.

Monique.

Necio Hutopo dijo...

Yo empiezo a cruzar apuestas*... Mujer, escribes condenadamente bien, pero creo que dejas demasiadas pistas sobre el final.











* Aunque sea un poco como jugar con ventaja

TOROSALVAJE dijo...

Falta obviamente la continuación, pero nunca creí en culpables e inocentes, más bien en sintonías, encuentro, desencuentro, etc.

Veremos como sigue.

Besos.

Modesto dijo...

La culpa de todo, creo que la tiene el amor... Que poetico estoy por Diox... XD
Espero la continuacion!!!
Besos!

Jo Mateixa dijo...

Realment cal buscar un culpable o culpables??, quant les coses, les relacions de parella no van be no val la pena buscar qui en te o ha tingut la culpa de segons que, més val tallar si es que no es preveuen solucions.

Coi i més ara que hi han els divorcis express :-P

Espero el següent capítol, doncs he anat llegint tots els altres :-)

Peggy dijo...

En algun lugar de la vida , se nos van las ilusiones y somos pendejos ...me gusta la palabra:)

María (Luna) dijo...

Pues esperando la continuaión.
;-) bss

Terrorista del Amor dijo...

Todos, todos culpables, no me despeino cada vez que les culpo a ellos, a los que han hecho que crea en el desamor, los culpo de que ahora vea en mi marido alguien tan especial y tan único que haga que no me acuerde de ningun otro, siento horrible las comparaciones.

ahora te amo más que nunca.

besis chicas

eSadElBlOg dijo...

parece que nos acercamos al final...
espero la continuación.

Isabel Romana dijo...

Esto del primer amor es muy duro porque, inevitablemente, termina. Suele ser muy hermoso, tambi�n un brusco despertar al mundo. Excelente texto. Saludos cordiales.

Las Ruvis dijo...

las culpitas hal final son un poquico de haqui i un poquico de aya...

i tus tobecontinued un dia nos ban a matar, por Dior!!!!

vesissssss

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Creo que casi siempre el único culpable es uno mismo. Otra cosa es reconocerlos. no?

Castigadora dijo...

Me gustan tus castillos de naipes!
Un placer haber encontrado tu blog, realmente espero la siguiente continuación!

Gracias por comentar en mi blog

Saludos!!!

belita dijo...

Al final todos somos un poquito ambas cosas Ser victima o verdugo depende solo del momento así que mejor no buscar a quien echarle las culpas.

manuel-tuccitano dijo...

cuando no econocemos nuestros errores solemos buscar al culpable...y no seremos nosotros los culpables de nuestras desdichas???

Salu2

reina imposible dijo...

Me lei todas las continuaciones y espero el siguiente. son como un castillo de naipes, armados y tan frágiles. el amor es un tema de nunca acabar, se difruta mientras se tiene.

un abrazo
reina imposible

Marina dijo...

Me gusta, volveré por más.
Un beso.

Pilar Simó Flórez dijo...

NO MIJA LA CULPA NO ES TUYA SE NECESITAN DOS PARA QUE LOS PROBLEMAS SURJAN...........

ESPERANDO LA PROXIMA PARTE, SEGUIRE LA HISTORIA VA.........

ABRAZOS Y BESOS DESDE EL CHARCO

rosa dijo...

m'agrada llegir-te.
de vegaes si mirem enrera ens adoner que nosaltres també en sóm de culpables sempre i ha un 50% en una relació de culpabilitat, ja sigui amistad, parella...

LeCaprice dijo...

Psaba por aqui y me gustó este mundo de naipes. Sabemos mirar hacia dentro de nosotr@s mism@s?..siempre debe de haber un culpable?...aceptamos la culpabilidad cuando hemos cometido nosotr@s el error...?espero la continuación...un abrazo

El futuro bloguero dijo...

la culpa, ¿no fue del cha cha cha?

Besos, chicas

la-de-marbella dijo...

Casi siempre es culpa propia. Nos empeñamos en ver cosas que no estan, o creer en cambios que no se pueden producir. El amor no tiene culpas,

zanzara dijo...

En estas cosas las culpas son siempre compartidas y reconocer nuetra cuota es difícil.... De todas fromas el primer amor para mí es más leyenda que realidad, yo me quedo con el último.

Besos!

alida dijo...

Atrayente relato
Abrazos

Neftalí Basoalto dijo...

La pregunta es: ¿Dónde está el equilibrio entre el breve amor y el largo e innecesario olvido?

Nebulina dijo...

El amor es tan complicado que es difícil busca culpables, o respuestas..
Un besazo

Gubia dijo...

Lo mejor en estos casos de culpas es repartirlas, parece que no pero ayuda.Un abrazo.

Sinvoz dijo...

gracias y hasta la vista

Truman C. dijo...

El amor sólo trae problemas, lo tengo visto y comprobado. ¡Joder!

Un abrazo, y buen blog este.

la pequeña tortuga dijo...

Es verdad.

Conforme pasa el tiempo, una se emparanoia, ve fantasmas donde no los hay y culpa a los demás de sus rebotes previos.

A veces el primero desencadena una imposibilidad posterior de amar. Pero el culpable sigues siendo tú por permitirlo.

Vamos, tú o yo.

Besos de la tortu, chicas.

Cazadora de almas dijo...

No creo que haya culpables...Tanto el amor como el desamor son cosa de dos..
Besitos!

montse dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
montse dijo...

Gracias por tu visita, vine a ver y me han encantado tus castillos, así que con tu permiso, te linkeo en mi blog.
Culpables somos todos, ese primero por crearnos un ideal inexistente, y nosotros mismos, por no cesar en el empeño de encontrar esa quimera.
Besos.

Mer dijo...

oohhh, me has dejado con la intriga!!! Que bien escribes!! La cosas siempre son de a dos, eso dicen, pero yo prefiero a veces pensar que los demas son los que estan equivocados...:-) Volveré!!

Zebedeo dijo...

Ya lo decía Alaska ¿fuiste tú el culpable o lo fui yo?

Siempre nos queda un resquemor de alguna relación pasada. A mi ahora lo que me queda es la curiosidad de ver como sigue este post ;)

Luna Carmesi dijo...

Los posos...Los residuos...Que malos que son!
Besos!

Kekoinha dijo...

juer!! que bonito!!


me encanta lo que escribes!!!!

gracias por pasarte!

un besiño0o0!!!

Puta realidad dijo...

La culpa es compartida... de una persona por querer y de la otra por dejarse querer