lunes, 15 de octubre de 2007

CONCIENCIA


Volvemos a recuperar.




No sabes si toleras las intolerancias. Un vestigio de vida nueva soñada pero que no puedes tener, te atormenta. Renace aquello que algunos llaman amor y tu conviertes simplemente en sexo por el miedo que te da compartir, abrirte hacía ella. Ahora vienes y vas, vas y vienes, la sabes tuya, tuya entre comillas, porque ella, realmente, es de otro. Otro que no la hace feliz, otro que llena sus días de rutina, pero da la cara a su destino, ella ha jugado esas cartas y así acepta su premio desconsolado. Te busca a ti para compensar y tú una vez ya la has tenido, vuelves atrás y ya no la quieres, o sí la quieres pero no te atreves, ella no es tuya, ¡jamás lo será! En tus pensamientos juegas a ser su dueño, si es que se puede ser dueño de alguien, como sí lo somos de un objeto. Te gusta imaginártela sentada en tu sofá con su ropa cómoda, pero la desvistes para que solo sea sexo y no, quizás, amor.



Ella no espera nada de él, porque tiene el fruto del presente marcado por una realidad cosechada anteriormente, sólo busca un soplo de aire fresco y se encuentra la intolerancia, sabe que él nunca se atreverá a abrirse y comportarse bajo un deseo bien intencionado por el miedo a sufrir, quizás. Ahora, uno espera la llamada del otro, ninguno se atreve por no obtener una negación de lo que puede ser y no será por el temor de un choque irremediable.



Alguien abre la puerta, se llama: “es lo que hay”, se acostumbra. Esta noche parece tocar y toca, sin mucho afán, parece más un trabajo que un placer, pero hace ver que disfruta, al fin y al cabo no cuesta nada mentir. Más vale una mentira piadosa que un derroche de improperios dichos simplemente porque el aburrimiento llegó a su climax.



En otro sitio, al otro lado de la ciudad, más o menos ocurre los mismo; él piensa en ella y hace un ejercicio de metamorfosis a la inversa, vuelve a su caparazón para no tener que enfrentarse a: “es lo que hay”. Mantiene su indiferencia e incluso usa palabras en sus mensajes que saben la hieren, se vuelve a mentir creyendo que lo hace más por ella que por él.



Esta mañana ella se ha girado y ha visto a ese hombre que peina canas, tantos años con él y él todavía la desconoce. Abre un ojo y le sonríe, una mentira más para pasar el tiempo que quede.


¿Qué habrá sido de aquella muchacha?, piensa él. Y yo, su conciencia, puedo decirle que aquella muchacha ya es una señora de arruga en rostro, de belleza en los ojos que alguna vez incluso por él lloraron.



Cuantas veces he tenido que ir de aquí para allá, de allá para acá, intentando, sin causar daño, que hicieran lo correcto: Vivir el momento. No lo conseguí, el miedo, la rutina, la comodidad, el derecho y el deber jugaron en mi contra; demasiados rivales para abatir. Y para no salir aún más herida y cansada, para seguir funcionando, una retirada a tiempo y a dejar colgado del tiempo lo que no fue porque no quisisteis.

54 comentarios:

Mul dijo...

Qué triste... Y, desgraciadamente, que habitual verlo a nuestro alrededor!!!

Esperemos, al menos, que no nos pase a nosotras mismas....

;-)

Sophie dijo...

muy cierto y muy triste, sabemos lo que queremos en la vida y sabemos como queremos vivirla, pero es dificil no dejarse arrastrar por el enemigo..y el horizonte se nubla...

Lucía dijo...

Qué derrotistas, no nos podemos rendir ante los "es lo que hay", debemos luchar para cambiarlo o romper con ello.

Besos.

Nat dijo...

¿Cúando se pierde el amor? A veces parece que tengamos una fuga que vaya dejando escapar, gota a gota, todo el cariño, la pasión y el respeto acumulado en años. ¿Por qué? ¿Por qué esa persona con la que pretendes pasar el resto de tus días deja de tener interés por ti o para ti?. Es que nunca nada nos parece suficiente.

Alex dijo...

Y que se hizo de "Es lo que hay?". Que cabrón. Cada vez que entra por una puerta se cae un alma al suelo...

Putas y Princesas dijo...

Me quedo con una frase: tantos años con él y él toda vía la desconoce. Con ella puedes explicar un sinfín de relaciones. Casi defines la condición de hombre y la de mujer.

alida dijo...

La rutina a veces cansa, pero esta en uno incentivarla, motivarla
Un abrazo desde mis uffsss

carlota dijo...

Sencillamente...magistral. Ya veo que el puente ha dado un fruto estupendo. Si, muchas veces vivimos dominados por el miedo y no dejamos a nuestra conciencia hacerse oir, sabemos lo que nos va a decir y por las circunstancias que sean no nos interesa escucharla. Y por eso pasa lo que pasa, como en esta historia. Triste. Besos.

Jo Mateix dijo...

A pesar de todo el sol luce de nuevo cada día.

Alimontero dijo...

Te aplaudo, te aplaudo y me paro para seguir aplaudiéndote...
El hombre, Ser Humano, vivimos la dualidad, porque es lo que aprendimos, no sé si fue consciente, sin embargo fue así y ES AUN ASI...aunque vamos despertando lentamente. Los hecho hoy son los mismos de hace miles de años, solo que NUESTRA MIRADA HOY ES DIFERENTE... que hago yo para cambiar eso...?
Me gusta la frase esperanzadora que me dio alegria que dice:
"tantos años con él y él todavía la desconoce" - y yo agregaría: tantos años con él y él aun no se atreve...
Soy terapeuta, y esto es un tema serio... por eso te aplaudo, por compartirlo asi, clara y sinceramente.
Ali

Ariam Ram dijo...

La vedad es que es un texto preciso y explica muy bien una realidad que desgraciadamente se repite muy a menudocada día, como tú dices en muchas partes del mundo.

No termino de entender el por qué de ciertos miedos, la cobardía para según que cosas me desquicia, pero es una realidad inevitable.

Me ha gustado mucho leerlo.

Pasaba por aquí para darte las gracias por tu comentario e mi blog.

Un beso.

Belén dijo...

Pues es que al final acabamos dándonos por rendidas!!!! pero oye... que seguro que vuelve a sentir sabes? todas somos iguales :)

Besossssss

Grimrock™ dijo...

¿Soy el primero?

Doña Paranoica dijo...

Un texto estupendo, triste, pero genial.

A veces el miedo a lo desconocido hace que no intentemos buscar nuevas cosas y nos quedemos con algo que ya no nos llena. Una pena, la verdad

Rosa dijo...

Vengo a devolverte la visita, me quedare un ratito leyendo por aqui. Saludos

TH3 KiNG dijo...

lei dos palabras que me llamaron la atencion, miedo y atreverse

es lamentable que ya hemos caido a tal punto de cobardia que nos metemos en un disfraza para no salir lastimados

parecemos brutos, bien es sabido que el amor cubre cantidad de errores, y que dando amor se recibe

hace falta leer mas post como este

saludos

Nameless/Endless dijo...

Jajaja, Grim, ejem, por cierto, la maldita rutina diaria termina por volverse un fastidio y aveces no nos damos hasta mucho tiempo después, ¡maldición!. Saludos.

El futuro bloguero dijo...

Que triste y que cierto.

Pero....



A VECES SALE BIEN....

Hay que seguir intentando

Eifonso Lagares dijo...

Devuelvo saludo y visita.Me estaba perdiendo un buen blog.
Volveré a saludar y visitar.
Besos

Madame Vaudeville dijo...

Nada de conformismos. Lo peor es acomodarse a una relación. ¡Que vivan la pasión y la ilusión cada día! Y si no... ¡Que viva el cambio a tiempo!
Besos rebeldes pero amorosos

Alfredo dijo...

Cuanto miedo a que los demás nos conzcan realmente, y lo dice un experto en esconderse. Nada más triste que el amor convertido en rutina, en costumbre, en una llama ya incapaz de incendiar nada.

Me seguiré pasando a leer estos relatos. Muy buenos.

Un abrazo desde el fondo del caparazón!

Fini dijo...

Muchas gracias por el premio... veo que hoy va a ser que no soy la primer ;-)

pescador dijo...

saludandola al vuelo, sin posar mis alas en su terruño...
abrazos

Waiting for Godot dijo...

Muy triste y muy cierto. Besos

la-de-marbella dijo...

"....y a dejar colgado del tiempo lo que no fue porque no quisisteis." Esa sola frase encierra dentro tantas y tantas cosas que da hasta miedo. Muy buena. :)

dable dijo...

Pienso en lo que has escrito.

Arcángel Mirón dijo...

Cómo me pegó este post.

Yo soy de convertir el amor en cualquier otra cosa. Trato de no hacerlo, pero pareciera ser más fuerte que yo.

Ithilme dijo...

Hola!qué tal...he visto que pasabas por mi blog pero no sé quién eres. al igual pasaste de casualidad, pero como la curiosidad no mató al gato... jajaja

saludos!

chapete dijo...

el jueguecillo del amor...siempre tan complicado


chauuuuuuuu

patchwork dijo...

un poco o mucho de esto escribi en mi ultimo post antes de leer el tuyo. simplemente hay que vivir y aprender que no todos nos hatan daño, que no todas estan tan perdidas como para perdernos a nosotras mismas.
hay que atreverse, porque de todas formas podemos caer, solo que mejor caer habiendo vivido que sin vivir.
un abrazo.

El Señor de Monte Grande dijo...

Lo que escribes es triste y mucho mas comun de lo que uno piensa, pero esta en uno afrontar la realidad y hacer lo correcto duela lo que duela y se el costo que sea, al final espiritualmente es mejor.

Un abrazo desde MG

antoinE! dijo...

DioS!!! que buen poST!!!
gracias por tu visita!!! estare visitando tu blog!!!
HARE SONAR MIS TACONES!!!
aunque no use!!!
jejejeje
si..... el amor..... el amor nos hace ver de más a lo que la costumbre nos hata!
felicidades
atte poYO

Blau dijo...

Hola, hoy pasaste por mi Blog y luego te arrepentiste, yo estoy contenbta de leer este post.
Un beso

Maria Coca dijo...

Miles de personas se pueden ver reflajadas en este texto, porque a veces la incomprensión es tan grande como la soledad.

Y todo es tan simple como lo que expresas: vivir el momento.

Besos desde mi orilla.

Milagros Sánchez dijo...

Buenas tardes niñas!!
Sigo leyendo atentamente vuestros textos y sobre el tema que habéis planteado hoy ese "desamor" que provoca la rutina y la conciencia, queda reflejado en esa frase lapidaria: "es lo que hay".
Muchas parejas, especialmente las convencionales, adoptan este tipo de comportamientos y luego terminan desengañándose, pero ya es muy tarde.
Las parejas no convencionales preferimos arriesgarnos a vivir una relación de amor el tiempo que dure y sin ataduras de ninguna clase.
Besos

zel dijo...

Però amor és amor i deixem-nos d'històries, i en tots els moments d'amor hi ha moments de desamor, i sí, es lo que hay!

eSadElBlOg dijo...

qué fácil es desconocerse día a día...

Ex Traño dijo...

Con ciencia, se titula y es lo que utilizas para diseccionar con cirujana precisión la ausencia de comunicación que sufren muchas parejas, el miedo que les atenaza e impide ser felices, aunque sea por separado y las sinrazones que les empujan en esta carrera hacia adelante. Se trata de una convivencia(vivir con), nada de carreras y se trata de sinceridad, así puede haber momentos duros, que otros curan con hipocresía, pero sabes lo que tienes.
Por desgracia razonar no es lo común, sinceridad no es lo común y la gente se empareja por motivos peregrinos que acaban siendo un desastre e insostenibles a largo plazo. Besos ,perdón por el plastazo de párrafo que dejo y gracias por la visita....

patri dijo...

...la orden del día...Guerra al desanimo, siempre hay algo por lo que merece la pena seguir...Un abrazo.

ovejavieja dijo...

Callarse!!!!que no me concentro!!!!!

cacho de pan dijo...

no os conocía y no soy tan frívolo como para pensar que ahora sí, pero bueno, es un comienzo...

Laluz dijo...

Un post profundo, que cala hondo, me gustó mucho leerlo De paso, te agradezco tu visita

Ruvias Intelijentes dijo...

ai que atreberse. todos nos merezemos ser felizes, no?

lo realmente difizil hes no lastimar ha alguien en el camino. jo.

si halguien tiene hel manual de hinstrucciones del serumano, que lo comparta. ombre lla!!!

vesis, ermosas!!!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Malo es cuando el placer se convierte en trabajo.

Necio Hutopo dijo...

Regresando visitas... Y ya que nos pedimos permisos... Con el suyo, me doy una vuelta por el archivo

Pasitos de bebe dijo...

Hola mi primiera visita y me quedo fascinada, precioso y triste a la vez, a veces saber que hay alguién por ahí que pudo ser y no fue...ahí siempre habrá amor...

Nosotras mismas dijo...

Gracias a tod@s por taconear. Esperamos que todo el mundo tenga sus 24 horas diarias de felicidad.

Besos

glauka dijo...

Pues ese final es lo más importante de todo: porque no quisisteis.
Eso de "es lo que hay" o "no se puede hacer nada" me dan vergüenza ajena ya que,, como dije no hace mucho, el divorcio existe en este país, lo que no existe, al parecer, son los refajos suficientes para el postdivorcio.
Asique, cuando no hay refajos ya sabes que es potranco disfrazado de caballo y que no tienes frente a ti más que un perdedor ... no, no estoy hablando de liarme con un casado y luego llamarle cobarde si no se divorcio, que ya veo a la peña venir, hablo incluso de mí misma: si no estás bien en tu casa o la pintas de otro color o te mudas.
Yo me mudé.
COn un par.
(Y sin nadie esperándome)

Sherezade dijo...

Si hay algo que me maravilla de los blogs, es la capacidad que tienen para hacerte ver que tus miedos, o tus situaciones desesperadas no lo son tanto, pues mucha gente las ha vivido y superado.

Besitos caóticos

pez de ciudad dijo...

No al conformismo, no a la cobardía, pero también no al hacer daño a los demás...

El amor renace, si lo riegas, lo cuidas, lo mimas y piensas que la persona que tienes a tu lado merece la pena...

Y si no... si ya es insalvable y se ahogó de tanto regarlo, sinceridad y valentía para tomar decisiones, intentando no hacer sufrir a nadie...

Aunque claro, la teoría es tan fácil...

Besos

Luna Carmesi dijo...

Las palabras son pequeñas señales en nuestra ruta que nos quieren indicar el mejor camino.
Me gustan tus señales. Espero no perderme, o por lo menos, saber encontrar otra vez el camino cada vez que me pierda.

El rincon de mi niñez dijo...

Me hiciste llorar!!! me encantó el relato....me dejas agregarte a mis link,?
besos desde argentina

N-A-S-A dijo...

Es que el tema del desamor me toca muy reciente. ¿que puedo decir? esa historia tiene puntos ciertos, es muy triste cielo!... Creo no obstante que podemos elegir! siempre se puede elegir y relativizar todo! al menos es mi oponión desde el punto del desamor en el que estoy, y ya casi recuperada. Me gustó este texto.

José Antonio dijo...

Van los sentimientos de un vagón a otro buscando roces, sudores y espaldas, y entre tanto viaje, al abrir las puertas, se caen de las manos manchando las almas.

Grandes relatos los tuyos, ya lo sabes.
Besos