viernes, 14 de septiembre de 2007

EL CAPO CAPADO


Tenía la necesidad de otro tipo de movimiento, llevaba un año y medio pisándole los talones a una banda mafiosa milanesa que se habían instaurado en la costa gaditana. Sabíamos quien eran la mayoría de ellos pero queríamos dar con el capo, pero éste se hacía de rogar.
Mi vida era un aburrimiento contínuo, en mi casa lo de siempre, una esposa a la que le pasaban y pesaban los años y un perro que creía no sabía ladrar.
Tenía en mente pedir un cambio de servicio, pero con la suerte que tenía normalmente seguro que dejaba el caso y al día siguiente daban con el capo, todos mis compañeros galardonados y ascendidos y yo seguiría aquí, como se dice vulgarmente, comiéndome los mocos.
Para trabajar en una comisaría, esto era un remanso de paz, sólo alterada cuando llegaba algún cayuco. Incluso era soleada, tenía grandes ventanales, así que yo que me había hecho policía debido a mi pesimismo y buscaba trabajar en una de esas comisarías oscuras, lúgubres que aparecen en las películas, acabé en la mejor de todas, incluso los calabozos recordaban a las pequeñas habitaciones de las pensiones de la calle Mayor.
Salimos tras un chivatazo de que los mafiosos iban a moverse hasta el puerto, era el quinto chivatazo en la misma semana y ni que decir tiene que los cuatros anteriores eran puros bulos, pero en fin…, no era el único que necesitaba algo de acción, así que nos agarrábamos a un clavo ardiendo.
Tiene guasa o mérito el tema, quince maderos vestidos de paisano y pasamos desapercibidos.
Me senté en el coche a comerme un bocata que había recogido de mi cajón. Dos días antes lo había hecho mi mujer, como había estado dentro de una bolsa no estaba del todo mal.

Casi lo estaba acabando cuando dieron un aviso por radio.
- A todas las unidades, cuerpo hallado en el puerto, al lado del muelle nº A78
Respondí, sin muchas ganas:
- Patrulla X, en el puerto nos dirigimos al muelle. ¿Compañeros habéis oído?
Recibí, un recibido de cada uno de ellos y todos nos encontramos en el muelle A78
Ante nosotros yacía muerta, una mujer desnuda, sin rostro, sin caballera, alguien se había cebado con aquella señora, señorita o lo que fuese. Dos de mi compañero echaron hasta la primera papilla que le dio su madre.
El juez y el equipo forense no tardaron mucho en llegar y yo me pude volver a acabar el bocata que me había dejado en el coche.
Acabé mi jornada, así como había acordado la anterior, bueno esta vez llevaba una muerta en mi haber, pero nada del capo.
Ya en mi casa, me di una ducha, tan siquiera miré si estaba mi mujer. Me eché en la cama y dormí hasta la mañana siguiente.
Por la mañana, ya en comisaría, entraba comiendo una ensaimada y todo el mundo comentaba el caso de la pobre chica hallada muerta en el muelle. Como ya he dicho antes, aquí nunca pasa nada y cuando pasa es todo un acontecimiento.

- Pobre chica, dicen que era casada.
- ¿Sabéis si alguien ha denunciado su desaparición?
- No, aquí la única desaparición denunciada en los últimos dos años es la de un gato persa.
- ¡Dios mío!, pobre mujer, ¿quién será?

Estuve escuchando la conversación un rato hasta que me atreví a preguntar:

- ¿Cómo sabéis que era casada?
- Nos ha dicho el forense que tenía la marca del anillo.
- Pues vaya cosa, un montón de gente lleva anillos y no están casados.
- No sabemos, es lo que ha dicho el forense.

El forense era como de la familia, nos contaba con pelos y señales cada una de las autopsias que tenía que hacer, prácticamente todas eran por muertes naturales pero él las vivía como si fuera del CSI.
Un día más en el que no pasaba nada. Los de otro grupo, que llamaron, en un alarde de originalidad, a su servicio la muerta del muelle, salieron a ver si averiguaban algo de la pobre mujer.
Volvieron, como era de esperar, con las manos vacías. Éramos el hazme reír de todas las comisarías del país. Pero esto iba a cambiar yo iba a demostrar a todos donde estaba el capo y ese sería mi ascenso a lo más alto y le cambiaría la reputación a esta comisaría.
Pasaban ya una semana desde que se hallase la muerta y allí no había ni rastro de nada, ni del asesino, ni de la identidad de la muerta. Sólo un hedor que hacía un par de días se paseaba por comisaría.
Todo el mundo se quejaba de aquel olor horroroso. Los novatos, más aburrido que los veteranos que al menos teníamos la confianza para ponernos a jugar al solitario en el ordenador, se pusieron a buscar de donde provenía el tufo.
Aquella misma tarde fui detenido. Aquella misma tarde supieron quien era la mujer. Aquella misma tarde se averiguo el paradero del capo.
Yo encontré al capo.

Una de esas mañanas que ya estaba harto de perseguir humo, volví a casa y me encontré a mi esposa en la cama con un hombre, sigilosamente me acerqué hasta la cama, estaban tan metidos en faena que no repararon en mi presencia. Disparé y maté al hombre. Mi mujer se quedó paralizada, rompí la lamparilla de metraquilato de encima de la mesita y le hice un corte en la cara. También le disparé. Cogí mi maquinilla de afeitar y le rapé el pelo, luego le corté completamente la cara para que no la relacionasen conmigo, la metí en el coche y la dejé en el muelle. Volví a mi casa y capé al tipo, lo metí en dos trozos en un arcón, para más datos le diré que uno de los trozos era bastante pequeño. Cuando de nuevo volví a comisaría me di cuenta de que llevaba la jeta de mi mujer metida en una bolsa, la dejé en el cajón de mi mesa y allí la encontraron los novatos, ¡bien hecho, chicos!
Y ahora, señor juez, entiendo que me condene por asesinato, pero yo encontré al capo, ¡QUIERO MI ASCENSO!

54 comentarios:

Letizia dijo...

Yo también quiero ser ascendida a Reina. Como Princesa gano poco. Si hay que encontrar un capo y cazarlo, me apunto, pero quiero lo mío, es decir, ser Reina ya.

Besos de Princesa

Javier dijo...

nosotras mismas, tómate el tiempo que necesites, jejeje. Hay que vivir el momento. Gracias por pasarte por aquí.

Mavi dijo...

Plas, plas, plas.
Magnífico relato, me ha encantado.

(he llegado hasta a pensar si el bocadillo ese no estaba relleno de ... , bueno dejémoslo que últimamene me asusto con las cosas que se me ocurren jajajaja)

El antifaz dijo...

¿y el perro? Normalmente los perros juegan algún papel en este tipo de historias. Claro que este no ladraba. Buena historia. Besos.

vermella dijo...

Genial,yo sólo entiendo el crimen pasional y "capar capos" debe de ser muy gratificante.
besitos.

mismilcosas dijo...

Historias de detectives y tal... ui ui, cada vez me sorprendeis mas!!!

Muas muas, y sigue cazando a capos y a c*pullos :P

El futuro bloguero dijo...

jajaja. Bien resuelto...

Cinza dijo...

a mi me ha perdido lo de que "apenas busqué a mi mujer"... pero el final. apoteósico... muy bueno, si señor.. lo peor es que hay más de un caso de esos.. bueno, que pidan un ascenso despues supongo que no muy bueno, sí señor...

mismilcosas dijo...

Sabias palabras las de tu comentario...

Muas

Belén dijo...

La madre del cordero! he estado pegada al monitor como una boba!!!!

Muy bueno! sobre todo el final :))))

Besosssss

Estefani dijo...

Hacía tiempo que no te visitaba, pero has vuelto a sorprenderme con tu magnífica historia.
Voy a seguir leyendo historias atrasadas. besos.

rAnita nOe dijo...

menuda imaginación. espero! jejeje. besos

venus dijo...

uffff que historia...lograste que me quedara quieta por tres minutos y eso pocos lo logran

gracias

un besote

José Antonio dijo...

Qué irónica es la vida a veces, ¿no? jejeje
Buen texto. Me has echo ver a Colombo (un poco más sádico tal vez) en mi retina mental.
Besos

BLoDDy RuTh dijo...

hola! paso agradeciendo tu visita esta super chevere tu blog ;D

Saludos Sangrientos!!!! }=)

Daniela... dijo...

muy buena entrada ,me gusta lo que provoca el tedio en las mentes cómo la nuestra ...
besos!!!

Tesa dijo...

Si es que no hay nada como el aburrimiento y la rutina para despertar nuestras más bajas pasiones, que él era un muermo y la mujer se lo monta con el capo, que encima era el objetivo del madero es una buena venganza. Y como dice una amiga, a los hombres lo que les pone es el éxito en el trabajo y por eso sigue pidiendo su ascenso.

Estupendo relato, con un punto de ironía que me gusta mucho en estas historias negras. Lo he leído con gusto y una sonrisa.

Te recomiendo el blog “Historias Oscuras”, de Franjac, está en mi lista de favoritos. Creo que te gustarán sus relatos.

Besos,

Max Estrella dijo...

Gracias por la visita...esto de los blogs me sigue resultando curioso,el modo en que la gente aparece por tu blog....
bueno,sea como fuere,me encanta.Con su permiso,me quedaré por aquí un poco curioseando
besos

Jazmin dijo...

Uyss el bocadillo...no verdad?? dime que no. En mis épocas de reportera del crimen vi algunas cosas feas como esa, me gusto el relato, intenso hasta el final. Gracias por pasarte por mi blog yo creo que me quedare por el tuyo un buen rato.
beso

Katana dijo...

Muy buena forma de relatar. FElicidades,
Katana, la cubana.

Nat dijo...

Más que ascender, lo que va a hacer es descender a los calabozos.
Este personaje no tenía nada de olfato policial, jeje.

badseed91 dijo...

muy buen relato, anticipe lo de la mujer cuando diste esa pista fugaz, pero del capo, no lo pude imaginar, excelentemente tratado, felicidades.
salu2 atardecidos

Gasper dijo...

Una gran historia con un final... de tacones sobre la mesa.

Besos ascendidos

Jenipher dijo...

TiMe to TiMe... =S


eso dicen...



saludos!

El Señor de Monte Grande dijo...

Atrapante relato, bien escrito, un final quizas en un momento previsible pero que sorpresa la del capo.

Un abrazo desde MG

marciano dijo...

Nosotras misma, muy buen relato, de pronto al leer tu encabezado, (al son de los tacones), recordé la canción de Bebe, (Ella) que tiene un gran significado para mi al ver diariamente que el destino de ustedes las mujeres puede ser girarado .

Besos, te llevo mi casa…

MAR dijo...

MUY BUEN ESCRITO, me quedo con los ojos muy abiertos, escribes tan bien que casi me la creo completita la historia,
Besos para ti.
mar

Srta. M dijo...

dios!!! me ha puesto la carne de gallina, ese tipo es completamenet estático y resulta acabar siendo un psicópata en potencia... el texto es genial sin duda, estremecedor.

Muchas gracias por el comentario :)

Cyllan dijo...

Pero que sangre fría el prota carajo. Muy entretenido, sí señoras.
Me gustaría linkearos en Cabo Kennet, ¿puedo?

Ana R dijo...

No des ideas, no des ideas...jé.

Muy bueno.

Un abrazo

Kukilin dijo...

Muy buena historia, sobre todo el final ¡Fantástico relato!

La Flor de la Mafia dijo...

Ay como me enganche con este Blog!!!lei casi todo,me atrapo,me ENCANTO!
bESOS

Ricardo Román dijo...

Wow, wow, wow... ¡qué de años que no entraba por aquí!

¡Un besotote!

Vendré de nuevo con calma luego.

Alexis dijo...

jojojo...guauuu..esplendido relato debes seguir enganchandonos con tus pequeños cortos.....como las novelas de estefania....(claro que con muchisimo mas talento)

Piuseis dijo...

Muy bueno!.
No sólo escribís bien, si no que le echás una imaginación que no veas. Me encantan tus cuentos.
A por más!!.
Besos.

atikus dijo...

Mama mía, me encantan estas historias!!

bahhia dijo...

Me ha encantado el final ....

Podrías presentarte al IV Certamen Caja Navarra de Cuentos de Invierno. Desde luego el ambiente lo caldearías ;-)

http://escritores.wordpress.com/2007/09/09/iv-certamen-caja-navarra-de-cuentos-de-invierno/

Milagros Sánchez dijo...

Buen texto con final apoteósico.
¡Ay que ver las locuras que causa el aburrimiento y las ganas de llamar la atención!

Besos para vosotras! :)

Bonsaimusic. dijo...

El capo se desmadro por el sueldo y reconocimiento. Lo tenian a dieta de pasta. Y, un capo, con demasiado tiempo libre jugando a ser detective, pasa factura con iva.

Besos y te deseo feliz finde.

SugarCube dijo...

a ratos me recordó la ventana secreta, esa donde sale johnny depp un tanto desquiciado (con tics y todo eso).
pasa que la juerga no la entiendo, pero no fue trascendental, así como para no entender nada de nada.. se sabe suponer.
saludos,
me gustaría saber un poco más del blog.
(no te conformes con el trocito que tenía de the professional.. la película está bien buena)

clauarroyo dijo...

Me gustó el relato, gracias por tu visita y nos leeremos.

Cesar Vo dijo...

Pues, cuando se quiere se quiere, eso se llama determinación.

Un Abrazo,
CV

Maisa dijo...

Muy buena historia, la verdad me atrapó. Me gusta el estilo misterio.!!!!

Buen fin de semana.

Mart-ini dijo...

Muy buena, si señor

Naxcam dijo...

hacía tiempo que no pasaba por este blog,me merezco un asote xD pero es que he estado muy liada,y como siempre todo lo que leo aquí me encanta

PESCADOR dijo...

saludos ,me gustan tus textos, muy interesantes y potentes
abrazos acratas

belita dijo...

Simplemente una manera de desarrollar la historia genial. Felicidades.

hectortoscano dijo...

tengo que dejarte mis felicitaciones por las fotos de pies, zapatos, muy buenas todas.
saludos

Jo Mateixa dijo...

Que imaginación por dios, brillante, si señorita!!!!!

Barbarita dijo...

Buenísimo...a veces la sorpresa ansiada de nuestros días baila en nuestras narices...otras veces hay que salir a buscarla o "hacerse" la sorpresa diaria...

Pareciera que queremos ante todo el ascenso que nos otorgan los otros. Por el precio que cueste. Violando hasta la muerte.

Entre cómico y serio a la vez.
Como tantas cosas en la vida!


Saludos.
Cada vez mejor!


=)


¡Que sigan sonando esos tacones!

Maria Cristina dijo...

te dejo algo en mi blog con mucho cariño para ti

Nosotras mismas dijo...

Gracias a tod@s por taconear.

Besos.

Medea dijo...

oye! tu blog pues tiene mucho salero, vaya, buena onda... entrare con calma mas tarde .... eso de los tacones cual castannuelas, me encanta!

TOROSALVAJE dijo...

Me ha gustado mucho, es fuerte pero muy bueno.

Saludos.