lunes, 18 de junio de 2007

EL BIEN Y EL MAL

http://www.youtube.com/watch?v=AGOF5OA5ckM


El primer momento de cualquier día, de cualquier mes, es igual al anterior y el anterior al anterior del anterior y claro está, igual que el posterior. O eso pensaba Ramiro:

Desperté una mañana y supe que aquel momento no era igual a cualquier otro vivido.
He dicho que desperté y quizá durante un segundo fuese cierto, creó que oí un ruido en la sala de al lado y un grito ahogado en los pies de mi cama.
Quería levantarme, poner pies en tierra firme y sólo conseguía permanecer inmóvil, mi cuerpo no pesaba pero yo no podía alzarlo.
A mi lado , con mi mano cogida, mi siempre y buena esposa.

- No llores mujer, que yo a la mínima que me pueda mover te daré mi consuelo.

Lo que iba diciendo…, que agonía esto de no poder levantarse ¡a qué estoy soñando! Sí, seguro que es eso, no es la primera vez que me pasa, y al final acabo despertando sobresaltado. Mejor será que me relaje.
¡Ufff!, que complicado se me esta haciendo salir de este sueño oyendo voces fuera, fuera de mi letargo, dentro de mi casa.

Ahora creo que estoy despertando. Veo una luz brillante – ya le dije a mi mujer que seis bombillas en nuestro cuarto, eran demasiadas-.

- Ramiro, soy un ángel y vengo a buscarte – oí.
- Ángel, soy Ramiro y no me voy a ningún sitio.
- Lo siento, no tienes alternativa. Vas vía directa al purgatorio.
- ¿Al purgatorio?, ¿y cuánto tiempo he de estar allí?. Es que verás hoy tengo paella en casa de los cuñados.
- No tengas prisa. Tienes toda la eternidad, y si vas arriba podrás comer paella cuando quieras y cuantas veces desees.
- ¿Y si no voy arriba?
- Te tocará fregar los platos

Aquella mañana no fue igual a ninguna otra. Había muerto.

Ahora, como sigo en el purgatorio, como paella cuando quiero…, pero también friego los platos.

7 comentarios:

José Antonio dijo...

Tal vez el día de mi muerte tambien me vea envuelto en semejante tesitura.
Se agradece saber que todo puede ser tan liviano. :-)
Gracias!

Sergion dijo...

Al fin y al cabo... Parece que tampoco se está tan mal... Tocará comer paella y fregar los platos pues...

"InsÖmnio" dijo...

te quedaste corto haberle dicho marisco. ademas se friega poco.

"InsÖmnio" dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Las telepatéticas dijo...

Es otra manera de "entender" el limbo, eso que nos pintan como la estación de enlace de todas las almas.
Imsonio tienes razón, Ramiro tendría que haber pedido marisco, pero mira ese día le tocaba paella. Y aún gracias, ímaginate que le llegan a tocar coles de bruselas.

deborahadaza dijo...

jajaja pero si ya abolieron el purgatorio!!! y ni hay ya infierno!!! umm entonces sólo comeremos paella?? jaja interesante el juego con los mitos de la iglesia, y muy buen relato.

Las telepatéticas dijo...

Espero que si de verdad vamos al purgatorio, el menú sea más variado.

Gracias.